¿Qué es la Propiedad Industrial y qué se puede proteger?

Quizás te hayas preguntado cómo puedes proteger tu idea pero desconoces cómo proceder. Quizás también te preguntes para qué sirve el proteger tus diseños. Pues gracias a la Propiedad Industrial se obtienen unos derechos de exclusiva sobre determinadas creaciones, y permiten a quien los ostenta decidir quién puede usarlos y cómo puede usarlos.

Aquí te explicamos de forma breve pero clara los cuatro tipos de derechos que hay sobre la Propiedad Industrial en el ámbito nacional.

– Diseños industriales: protegen la apariencia externa de los productos.

– Marcas y Nombres Comerciales (Signos Distintivos): protegen combinaciones gráficas y/o denominativas que ayudan a distinguir en el mercado unos productos o servicios de otros similares. Se podría decir de forma muy simple que esta modalidad corresponde a los logos y anagramas de las empresas, productos, servicios, etc.

– Patentes y modelos de utilidad: protegen invenciones consistentes en productos y procedimientos susceptibles de reproducción y reiteración con fines industriales.

– Topografías de semiconductores: protegen el (esquema de) trazado de las distintas capas y elementos que componen un circuito integrado, su disposición tridimensional y sus interconexiones, es decir, lo que en definitiva constituye su “topografía”.

Es posible que un mismo producto necesite de varios registros simultáneos, en función de su complejidad.

 

Dichos derechos se otorgan mediante un procedimiento por el organismo competente en España la Oficina Española de Patentes y Marcas. http://www.oepm.es/